Cabo de las Huertas en Alicante


Cabo de las Huertas en Alicante es el nombre con el que más se conoce al realmente denominado Cabo de la Huerta, una extensión de 2 kilómetros de largo por 1 kilómetro de ancho y el nombre derivó de las huertas que se encontraban en sus proximidades, con el tiempo se fue convirtiendo en una zona de mucho crecimiento en Alicante y en un destino de turismo en el que abundan las calas y calitas rocosas. Entre la Albufera y la Playa de San Juan llegar a él, es fácil realmente.

Hay  mucho que ver en nuestro viaje camino a  Cabo de las Huertas, como las ruinas de Lucentun la antigua edificación romana y el Club Náutico Costa Blanca, y la Playa de Almadrava a donde podemos hacer una parada para maravillarnos de la belleza de Alicante que desde este lugar se ve toda la bahía de Alicante que es una postal maravillosa en cualquier época del año que te decidas visitarla. En Cabo de las Huertas hay muchas calas como la de Los Judios una pequeña bahía, que tiene hermosas muestras de la combinación de roca y arena, y aunque es pequeña es un entorno muy hermoso. La Cala Cantalares es de difícil acceso pero tranquila y hermosa y la Cala de La Palmera muy atractiva a donde los amantes del buceo suelen visitar, y quizá de las tres la más animada por  tener música que tocan en un chiringuito.   Las tres tienen  carácter nudista.

Realmente el Cabo de las Huertas es una deliciosa estampa natural, a donde la naturaleza se ha esmerado en definirla como se aprecia en el litoral, hay un atractivo faro   y una cantera, a donde se puede disfrutar aún más de las aves que revoletean en este paraje de Alicante a donde el sonido de las gaviotas  es parte del panorama.   El Mediterráneo se ve desde aquí como en ningún lugar, y por eso turistas y fotógrafos llegan a este entorno natural para sacar hermosas fotografías.

Realmente una visita nos permite alejarnos de la rutina para disfrutar de la naturaleza en su máximo esplendor, el Mediterráneo azul sirve de fondo para un poco de tierra que la generosa naturaleza ha dejado para el disfrute de las aves y especies que en él se pueden encontrar, y siendo un destino para el nudismo es un lugar frecuentado pero calmo, nada de multitudes y eso sí muchos recuerdos para que anheles  volver a disfrutar del Cabo de las Huertas.

También te interesará:

Alicante disfrutar su gastronomía

Teatro Príncipe

Isla de Tabarca


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado